Intentan Frenar Construcción de Variante Vial en Vías de Santander

El personero de Floridablanca, Luis José Escamilla Moreno, y el abogado que lleva el proceso contra la Concesión Autovía Bucaramanga-Pamplona por el tramo conocido como ‘Conectante C1-C2’, Alejandro Alvarado, interpondrán acciones de nulidad contra la licencia ambiental otorgada al proyecto, al considerar que no se surtieron los procesos de ley para aprobar la construcción de la vía.

 

La decisión la tomaron luego de que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) empezó a responder los más de 1.200 recursos de reposición que interpuso la comunidad para frenar el permiso ambiental del mencionado tramo, en cuyas respuestas la Autoridad confirma la autorización pese a los reclamos.

Y también, luego de que el viceministro de Infraestructura, Manuel Gutiérrez, señaló que el acto administrativo de la licencia ya está listo y se resolvieron las mencionadas apelaciones, por lo que una vez dichos reclamos queden en firme, lo que ocurriría en agosto próximo, se pondrían en marcha los trabajos. El Personero de Floridablanca señaló que fue notificado de su recurso el pasado jueves, por lo que anunció que ya prepara la demanda de nulidad para el tramo ‘Conectante C1-C2’ ante el Tribunal Administrativo de Santander que interpondría en un mes.

“Los argumentos y las pruebas que presentaré son las mismas que expresé en el recurso de apelación ante la Anla, que tiene que ver con la violación al principio fundamental de participación ciudadana y el de concertación entre las entidades del orden nacional con las del orden local cuando se van a desarrollar este tipo de proyectos y que no se hicieron”, explicó Escamilla.

 

El Personero agregó que las respuestas de la Anla son “generales y no resuelven de fondo lo que las comunidades solicitaron en los recursos de apelación, por lo que es necesario llevar el proceso ante el Tribunal para que sean los jueces los que le señalen a las entidades lo que consagra la Corte”, precisó.

Por su parte el abogado Alejandro Alvarado señaló que su fundamento de demanda de nulidad sobre la licencia ambiental se basa en que la Anla y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) no hicieron un ‘Diagnóstico de Alternativas Ambientales’ (DAA), es decir, no se evaluaron otras alternativas para el diseño y estructuración del tramo ‘Conectante C1-C2’.

Alvarado agregó que también se está a la espera de que el magistrado Milciades Rodríguez, del tribunal Administrativo de Santander, emita la sentencia de la acción popular interpuesta por las comunidades, con la que no solo se busca frenar la construcción de los 22 viaductos en 13,5 kilómetros desde la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) al kilómetro 8 de la vía a Cúcuta, sino proteger el recurso público y evitar que $760.584 millones se inviertan en ese tramo.

Por su parte la ANI señaló que sí se analizaron tres alternativas entre las que estuvieron la vía por el sector de Sevilla, la Paralela Mensulí con ‘conectante’, y la ‘conectante C1-C2, pero de las tres la más económica, conveniente técnicamente por no registrar fallas geológicas y con menor gestión predial fue la última y por ello se escogió dicha opción.

En cuanto a la socialización del proyecto, la ANI señaló que en mayo de 2015 se cumplió con este requisito en la Cámara de Comercio de Bucaramanga y en Pamplona.
Y frente a la concertación entre las autoridades locales y nacionales para ejecutar el proyecto, la ANI precisó que en el 2013, cuando se estructuró el proyecto, se expidió la declaratoria de utilidad pública de la obra y se notificó a la Alcaldía de Floridablanca.
Sin embargo, el año pasado se ajustó el Plan de Ordenamiento Territorial de Floridablanca y el sector de Mensulí quedó como de expansión urbana.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.