Perros salvan vidas en Pamplona

Son entrenados en espacios abiertos para que estén preparados ante situaciones de riesgo en vías públicas.

Los perros están en constante entrenamiento. Con los uniformados del Ejército se crea un vínculo y juntos trabajan durante extensas jornadas para que aprendan a detectar explosivos y drogas.

Se trata de las unidades asignadas al Batallón de Infantería # 13, General Custodio García Rovira, adscrito a la Trigésima Brigada del Ejército.

Se dispone de dos que trabajan en la detección de narcóticos y tres en labores de explosivos. Son de las razas labrador retriever, que tienen buena capacidad de olfato y esto les permite cumplir con las misiones impuestas y peligrosas.

Los perros con frecuencia son llevados a centros de entrenamiento canino localizados en Tibú y Bucaramanga. En Pamplona, los animales son sometidos todos los días a trabajo para que se mantengan activos.

“Cuando nuestro personal que se encuentra en el área al momento de visualizar algún elemento sospechoso, vamos con los perros para verificar si es una mina u otro artefacto explosivo”, sostuvo.

El soldado profesional del Batallón García Rovira Cristián Portilla Parada tiene asignado a Maikol, un perro de tres años golden retriever.

Es experto en detectar cualquier clase de explosivos, experiencia que ha logrado en año y medio de entrenamiento. Portilla, agregó que todavía le quedan tres años y medio para que se pensione y sea reemplazado por otro que tenga las mismas condiciones. Él ha estado prestado sus servicios en Toledo, Cucutilla, Sardinata y Tibú.

El equipo

El sargento segundo del Batallón de Construcción 50, Alexis Rangel Zabaleta, quien hace parte del Centro de Investigación para la Neutralización de Eventos con Minas y Artefactos Explosivos, dijo que el Catatumbo es una de las regiones del país que todavía presenta problemas por la instalación de minas antipersona.

Rangel, al referirse a las acciones que hacen en Norte de Santander, sostuvo que tienen habilitados cinco métodos de búsqueda y neutralización de explosivos.

Estos consisten en utilizar la visual, los perros, el de la pera con una cuerda y el electrónico que lo hacen con un detector de metales.

Este último procedimiento según el sargento segundo, es el más efectivo y se utiliza para efectuar desminados humanitarios en el territorio nacional.

En Pamplona se cuenta con un equipo de explosivos y demoliciones integrado por un comandante y cuatro soldados profesionales que se encargan de detectar los metales, al igual que el responsable de uno de los perros y el operador de la pericuerda.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.