Martha Hurtado, ejemplo de vida en Pamplona

Con esfuerzo y constancia supera la vida con grandeza.

Martha Hurtado es ejemplo de superación. Con esfuerzo ha logrado superar las metas que se ha propuesto, especialmente la de graduarse como sicóloga.

Ella padece la enfermedad conocida como displasia diastrófica, que es de origen genético.

La enfermedad es un tipo de enanismo frecuente en Finlandia, pero es raro en el resto del mundo y se da por la mutación de un gen entre las parejas.

Hurtado mide un metro con doce centímetros y se tiene que desplazar en un carrito eléctrico, porque los médicos le prohibieron hacer largas caminatas.

Aunque es natural de Bucaramanga, se graduó de bachiller en el desaparecido colegio Nuestra Señora del Rosario, por lo que se siente una pamplonesa más.

Incursionó estudiando tecnología de sistemas, al igual que ingeniería. Finalmente logró obtener el título como sicóloga en la Universidad de Pamplona.

Dijo que muchas personas se asombran cuando la ven. “Siempre he manejado este proceso con madurez. Soy capaz y tengo las herramientas para salir adelante”, afirmó.

Expresó que cuando estudiaba ingeniería se dio cuenta de que iba por el camino equivocado, que debía hacer algo más humano.

‘Martica’, como le dicen  familiares y amigos, asegura que  nació con esta condición porque tiene un papel que cumplir en la vida y que está enfocado en la ayuda y servicio a los semejantes.

“Sí he sentido rechazo en la parte laboral. La gente discrimina y dice que las condiciones no están dadas para una persona como yo”, afirmó, al experimentar que a un ser humano con sus limitaciones físicas no lo tienen en cuenta para empleos en cargos públicos o privados.

Ha pasado hojas de vida a la Universidad de Pamplona, a la Alcaldía y al hospital San Juan de Dios, en donde tienen la promesa de emplearla, pero a la fecha no la han llamado.

“Siempre me dicen que más adelante o ponen trabas. Pero no me desanimo, toca esperar y tener paciencia”, dijo con un poco de tristeza.

Considera que los empresarios o quienes dirigen las entidades, deben adecuar las funciones o puestos de trabajo teniendo en cuenta las limitaciones físicas de personas como ella.

Como sicóloga no ha tenido la oportunidad de trabajar, solo la invitan a dictar conferencias en las instituciones educativas. Enfoca las charlas sobre proyectos de vida,  motivación y superación personal.

También centra sus actividades en colaborarles a las personas que hacen parte de la Asociación de Discapacitados del Municipio. “Somos personas correctas que queremos salir adelante. Tenemos derecho a un trabajo digno”.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.