En Pamplona las personas con enanismo buscan agremiarse

Son 17 personas las que por ahora se han reunido con este objetivo.

Martha Hurtado Arenas no desiste en el empeño de lograr el bienestar de los enanos en Pamplona. Ella mide 1,12 metros.

El empeño la convirtió en referente en la Provincia y tiene el compromiso de crear una asociación que propenda por el bienestar integral de los enanos.

Además, que tengan la oportunidad de acceder a empleos dignos, teniendo en cuenta las limitaciones físicas que padecen.

Los primeros pasos surgieron en el reciente encuentro nacional e internacional de personas de talla baja que se hizo en Bogotá, en donde fue escogida como representante del departamento para empezar el proceso de agremiarse.

El grupo cuenta con la inscripción de 17 personas, de las cuales seis son de Pamplona y el resto de Cúcuta.

Este proceso lo ha adelantado a través de convocatoria por las redes nacionales y espera en los próximos meses consolidar la Asociación con personas que midan menos de un metro con cuarenta centímetros de altura.

Sobre el nivel académico, la vocera del grupo precisó que es variado: hay algunas personas que no han tenido la oportunidad de estudiar, por falta de recursos, oportunidades e inclusión social. Hay pocas que han logrado profesionalizarse, pero existen barreras para poder desempeñarse laboralmente.

Encuentro

Hurtado manifestó que por primera vez en Cúcuta en la sede social de Villa Silvania se reunieran mañana a partir de las 2 de la tarde para celebrar el Día Nacional de las Personas de Talla Baja.

En esa fecha con el dedo pulgar hacia arriba, pasos cortos y pisadas firmes, lucharán por la inclusión y la equidad.

“La idea es que en nuestro departamento nos conozcan y vean que tenemos muchas necesidades. Exigimos que nos incluyan en las propuestas labores, porque somos personas iguales a las demás, inteligentes, capacitadas y tenemos los mismos derechos constitucionales”, afirmó.

En el caso de ella como sicóloga e ingeniera de sistemas, afirma que ha sido difícil conseguir empleo y a las entidades públicas en donde ha ido, en Pamplona, le cierran las puertas diciéndole que no hay presupuesto.

“Los empleadores desconocen que nosotros somos seres humanos con habilidades y capacidades para responder ante cualquier reto laboral”, indicó.

Hurtado, padece de displasia diastrófica de origen genético y es el único caso que se conoce en Colombia y por su condición física se desplaza en un carrito eléctrico.

Es bachiller del desaparecido colegio Nuestra Señora del Rosario.

Es ingeniera de sistemas de la Universidad Incca de Colombia y sicóloga de la Unipamplona.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.